1 de abril de 2008

Pequeña serenata nocturna (para el alma perdida)




Todos los días converso con Dios sobre ti, le pregunto que haces, como estas y le pido que consigas todo y más. También le pido desde lo mas profundo de mi, que sanes tu alma y te permita ser honesto contigo, que te cobije en tus momentos de frío, que sea agua fresca en tus momentos de calor, que sea elixir de la verdad para que de tu corazón nunca salgan mentiras y puedas mostrarte a los demás como realmente eres y no sientas vergüenza de ello. Porque tu esencia es el amor, y ese es el sentimiento que te mantiene vivo.

No pienses que imponiéndote un castigo puedes expiar tus culpas, lo hecho sirve de aprendizaje y por algo fue determinado de esa forma, fuese por tu propia desición o por la de los demás. Pero sólo tú tienes el poder de cambiar lo que en futuro pasara en tu vida, ya el pasado es este segundo en el que lees este escrito, el futuro es el final de esta hoja, el próximo minuto, hora, día, prepárate para ello.

Yo, por mi parte, procuro vivir…en principio sobrevivir, porque no queda de otra…el tiempo sanara cualquier herida aunque me lleve toda la vida recuperarme de todos mis males…pero no desisto en el intento…mantengo mi amor grande y bonito para quien quiera nutrirse de mi luz nocturna, taciturna y silente…

Sana tus heridas…el cuerpo envejece, pero el alma permanece infinita…y nosotros seguiremos allí.

1 comentario:

  1. Da la sensación que Este post se lo dedicaste a alguien muy especial en tu vida

    ResponderEliminar

Deja que la Noche te lea entre brisas de palabras: