27 de julio de 2009

No Sirve de Nada

Conozco el atajo que llega al secreto que nunca dirás,
Se de aquel sendero que llega a tus labios por cualquier lugar,
Descubrí la salsa que orquestan tus pasos en el adoquín,
Y el llanto que escondes tras esa sonrisa de casting barato.

Y de que me sirve...
No sirve de nada.

Conozco el aroma que dejan tus sueños si es que puede haber,
Se que piensas mucho, hablas demasiado y resuelves poco,
Se cuando estas fría y aparentas fuegos por condescender,
Se que a veces mientes, y yo hago maromas por no descubrirte.

Y de que me sirve...
No sirve de nada.

Si tus celos piensan que no hay aventura que se me resista,
Que hasta a veces quisiera parecerme al tipo que tu crees que soy,
Para tener motivos... para vivir la vida,
Para arrancarle un tajo de locura a esta miseria!!!,
De quererte tanto,
Y no sirva de nada...

No sirve de nada este delirio
De aferrarnos a una historia que murió sin darnos cuenta,
No sirve de nada este castigo,
De buscar en lo imposible algún borrón y cuenta nueva,
No sirve de nada

Conozco las dudas que te llevan siempre al mismo lugar,
Se que estoy pagando facturas pendientes de algo que paso,
Se que te desgastas buscándole absurdos a la realidad,
Se que a veces dices, cuando tienes ganas de no decir nada.

Y de que TE sirve...
No sirve de nada.

Hacen falta dos para hallar una ecuación de encontrar un culpable,
Hace falta tiempo para tener ganas de desperdiciarlo,
Hacen falta sueños para aferrarse a la realidad,
Hace falta todo, y al final resulta que siempre es lo mismo.

Y de que nos sirve,
No sirve de nada.

Dime...

7 comentarios:

  1. A veces dar tantas vueltas no sirve de nada... pero quizás en una de esas vueltas encuentres el camino por el que reencontrarse.

    ResponderEliminar
  2. Que buena canción, no la había escuchado. Me cae muy bien en estos tiempos. ¡Que casual!: tus escritos me han llegado muy oportunamente. Quizás no sirva de nada, pero algun lección ha de dejar.

    Besos,
    Andrés

    ResponderEliminar
  3. Siempre sirve, en este caso para hacerme conocer a Ricardo Arjona, jajaja.
    Son muy pasionales estos temas de desamores, en algún momento de tu vida te sientes muy identificado con ellas...

    Biquiños de día nublado con amenaza de salir el sol en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  4. A mi es que Arjona me cae como patada en el hígado (por no decir otras partes de mi anatomía donde duele más que lo pateen a uno)...

    ResponderEliminar
  5. Vaya ya me han creado la duda ¿sirve o no sirve?

    ResponderEliminar
  6. Si sirve, mi querida Noche...si sirve...aquí nos has convocado...el efecto colateral del amor es la expansión ilimitada de la esencia bienhechora.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Todo sirve para algo. Aprendemos, crecemos, maduramos y nos hacemos más grandes y más personas, ¡así que todo sirve y nos sirve!!!
    Mira la vida con una sonrisa y en positivo, porque de lo contrario, mientras nos lamentamos, se nos escapa lo bonito que tenemos a nuestro alrededor.
    Besicos muchos guapa.

    ResponderEliminar

Deja que la Noche te lea entre brisas de palabras: