24 de mayo de 2008

Efecto placebo de una mañana de Sábado


10:45 a.m. Pienso que todos somos como una pastillita placebo, cuando tomamos una de ellas, sentimos una mejora considerable a nuestros males...

10:49 a.m. El caso es que los efectos secundarios no han sido comprobados, y suele haber manifestaciones de eufórica felicidad al principio...ansiedad, cuando la formula esta en pleno...y muy comúnmente estado de ira y tristeza al final del ciclo...

11:05 a.m. Todos tomamos de estas pastillas pensando que son reales, cuando no son mas que artilugios de la vida, para que procures sanarte tu mismo...

11:07 a.m. ¿Cuantas veces hemos dado una dosis a otro sin saber el efecto que causamos?... y cuantas veces mas, nos medicamos sin prescripción...pensando que ese es el mejor remedio...

11:15 a.m. Una vez mas, tome de la caja de pastillas una al azar, teniendo siempre la convicción de que esta vez si; y sucedió lo de siempre: fortuna, diversión, alegría, pasión, éxtasis….y luego de ello la resaca que causa el placebo en mi: querer mas, sin poderlo tener….

11:16 a.m. Esto recuerda a los adictos a algún vicio, el saber que no es saludable, que esto no traerá la solución, pero no poderlo evitar, y te dices: “solo una vez mas.-yo se que esta si será la pastillita adecuada”, y te dejas llevar por el morbo que causa volver a intentar y volver a sentir aquel cosquilleo en el estomago, las manos temblorosas, las palabras libres como el viento y el deseo a flor de piel….

11:25 a.m. Lastima, que la caja de pastillas no sea mía…ella llega a mí solo cuando el destino lo considera correcto, y es allí cuando decido tomar la dosis o no, Sería muy cómodo para todos, simplemente tomarse cuantas tabletas se quisiera, sin medir que el consumo en exceso puede ser nocivo para la salud…

11:27 a.m. Hay quienes creen que tienen las pildoras en su poder, pero solo es una jugada de la vida para hacerles pensar que ostentan del control sobre un lote traído directamente de la farmacia…

11:29 a.m. Lo paradójico es que consigo ser el remedio para muchos males, mas, como toda buena medicina una vez cumplida su cometida ya no tienes porque tomarla de nuevo…

11:30 a.m. ¿Será que no soy un placebo?, ¿será que soy un fármaco autentico?...pero entonces... ¿quien me alivia a mi?.

2 comentarios:

  1. Si realmente fuese así ....

    muchos moriríamos de sobredosis

    ResponderEliminar
  2. Ya me libraré, como de mearme en la cama, de preguntarte "como" son en concreto esas pastillas placeberas a las que te estás refiriendo

    Con los subidones de adrenalina siempre pasa lo mismo (bioquímica dixit), que tras el subidón llega un inevitable bajadón

    Aunque entiendo fácilmente su carácter adictivo

    Un abrazote

    ResponderEliminar

Deja que la Noche te lea entre brisas de palabras: